martes, 7 de febrero de 2012

Sugerencias para ayudar a un niño que sufre acoso escolar

·         Enseñar al niño a quién debe acudir en caso de sufrir acoso escolar: Un niño que experimenta acoso escolar debe de contar con una persona dentro de la escuela para poder comunicar cualquier situación de acoso. Simplemente con saber que cuenta con alguien le ayudará a incrementar su seguridad personal.  
·         Comunicar la diferencía entre reportar y acusar: Enseñar al niño a diferenciar entre un chisme y presentar información. Acusar a alguien es decir algo con el fin de poner a otra persona en problemas. Reportar algún caso es revelar información con el fin de prevenir un peligro para sí mismo o alguien más. Los estudiantes deben entender que cuando son molestados o intimidados, decirle a un adulto no es acusar, sino informar lo necesario.
·         Ayudar a otros niños a entender: Enseñar a otros niños sobre las diferentes necesidades especiales. Aquellos que entienden porque cada uno es diferente, son más propensos a comprender esas diferencias.
·         Aumentar el propio conocimiento: Es importante que los niños comprendan su propia discapacidad. Conciencia de sí mismo ayuda a aumentar la autoestima cuando los niños aprenden a apreciar lo que los hace diferentes y reconociendo la labor que están haciendo para tener éxito. Además, aumentará su conciencia de cómo su discapacidad puede trabajar a favor o en contra de ellos en las situaciones sociales en las que se encuentran.
·         Enseñe a su hijo a decir "no": Decir "No", y lo que significa es una lección importante para todos los niños. Los niños necesitan que se les enseñe a defenderse asertivamente cuando alguien está tratando de hacerles daño.
·         Fomentar las habilidades de amistad: Los niños que son intimidados son más propensos a ser solitarios. Al enseñar a su hijo los valores de la amistad y las reglas de la amistad, les ayudará a desarrollar amistades positivas en la escuela y es menos probable que se conviertan en blanco de burlas o acoso.
·         Ser parte de un grupo: En grupos, los niños reciben una valiosa retroalimentación de sus pares acerca de sus habilidades sociales. Además, a medida que aprenden estas habilidades, más amistades se logran desarrollar.
·         Aumentar las habilidades pragmáticas: La pragmática se refiere al uso social del lenguaje. Aprender a tomar turnos para hablar, poner atención al lenguaje corporal del otro, entre otros. Una mala comprensión de la pragmática puede ser una causa de acoso.